Son establecimientos donde se mantiene en cautividad animales de diferentes especies, especialmente salvajes y exóticas, que pueden ser visitados por el público.

Estos animales nacen en cautiverio o son tomados de sus hábitats naturales y separados de su grupo y familia.

mono

“El amor por todas las criaturas es el más noble atributo del hombre.”

Charles Darwin

Entre las prácticas más comunes en estos establecimientos se encuentran el empleo de sedantes y drogas, el aislamiento y la falta de interacción con otros animales de su especie, maltrato por parte de los cuidadores, entrenamiento como forma de entretenimiento, encierro en jaulas reducidas e insuficiencia de estímulos ambientales.

Estas condiciones de vidas suelen derivar en trastornos que incluyen la repetición monótona y continua de un mismo comportamiento, patrón de conducta o movimiento, trastornos alimenticios como la inapetencia, depresión y bajo estado de ánimo, entre otros. Los elefantes suelen bambolear sus cabezas de un lado a otro, los felinos caminan incesantemente en círculos, los chimpancés y gorilas manifiestan conductas agresivas.

En ciertas ocasiones suelen ocurrir muertes prematuras como consecuencia de la propia cautividad y las enfermedades que surgen como consecuencia de la misma.